Evangélicos de Venezuela expresan condolencias

El fallecimiento de Hugo Chávez, presidente de Venezuela, ha provocado diversas reacciones entre los evangélicos de este país y otros en Sudamérica, donde su figura ha sido clave en la política durante los últimos años.
 
El  Consejo Evangélico de Venezuela  expresó en un comunicado sus palabras de condolencia “a los familiares y a todos los venezolanos”, haciendo un llamado “a la reflexión, y a la valoración de aquello que es realmente importante en la vida. Como venezolanos tenemos el desafío de enfrentar estos momentos particulares de nuestra historia con mucha responsabilidad y fraternidad”.
 
Desde el CEV se invita a “a evitar los odios, el lenguaje hiriente, y las actitudes que nos enfrentan”. Piden que se respete el luto (convocado por el Gobierno por una semana en el país) y animan “a la unidad, a la solidaridad, y a cultivar una nación que de manera pacífica y democrática tiene el deber de caminar hacia el ideal de la convivencia en medio de las diferencias, y al reconocimiento de todos, respetando la constitución y las leyes, y mirando a Dios como único dador de gracia y verdad”.
 
En los meses pasados el CEV recuerda que hizo un “llamado a la oración por la salud del Presidente Chávez, por los privados de libertad, por los niños, y toda la familia venezolana (especialmente por quienes más sufren); hoy ratificamos el llamado a la oración por la paz de Venezuela, por el encuentro con la esperanza, y por el compromiso con la vida”.
 
Esta organización evangélica finaliza el comunicado recordando las bienaventuranzas expresadas por Jesús. “Jesús dijo: “Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios”. Mantengamos entonces el corazón libre de malos sentimientos, para que así veamos la mano de Dios actuando en nuestra nación”.
 
El presidente del Consejo, el pastor Samuel Olson, explicó en una entrevista a Globo que la muerte del primer mandatario “nos trae una nueva realidad y un profundo dolor de la familia venezolana, un acercamiento a la familia del Presidente que han perdido a su hijo”.
 
“El país vive una realidad totalmente nueva y necesitamos estar en paz, tenemos que tener tiempo para reflexionar y pedirle a Dios que dirija a los que dirigirán el país”, dijo Olson. “No es tiempo de exaltaciones, es tiempo de serenidad, es tiempo también que el país vuelva y actúe ordenadamente”.
 
OTRAS REACCIONES
El opositor al gobierno de Venezuela, Henrique Capriles expresó a través de su cuenta de Twitter, sus condolencias a la familia y seguidores de Hugo Chávez. “Mi solidaridad a toda la familia y seguidores del Presidente Hugo Chávez, abogamos por la unidad de los venezolanos en este momento”.
 
El gobierno de Colombia expresó su “profunda tristeza” por la muerte del mandatario y recordó el apoyo que dio al proceso de paz en este país
 
“Sentimos una profunda tristeza. Trabajamos bien con el presidente Chávez. Creo que fue en estos dos años una muy buena relación, se avanzó bastante bien”, dijo la canciller María Ángela Holguín. Chávez fue “un apoyo muy importante para este proceso de paz en el que estamos (con la guerrilla comunista FARC). Ojalá encuentre la paz, porque tuvo una enfermedad muy penosa y muy larga”, destacó la canciller.
 
El Congreso de Brasil, por su parte, guardó un minuto de silencio en memoria de Chávez. “Pido un minuto de silencio en homenaje al presidente Chávez, que fue siempre un gran amigo de Brasil, independientemente de su pensamiento político”, declaró el conservador Renán Calheiros, presidente del Senado.
 
En Argentina la presidenta Cristina Fernández de Kirchner decretó tres días de duelo nacional por la muerte de su colega venezolano, y confirmó que viajará a Caracas para participar en su funeral.
 
Asimismo, el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, expresó sus condolencias al Gobierno y al pueblo de Venezuela. Indicó en el comunicado que las banderas e la OEA ondean a media asta y se convocará al Consejo Permanente de la OEA a una Sesión Extraordinaria en memoria del Presidente Chávez.
 
También ha habido voces críticas con el mandato de Chávez, como la de la organización Human Rights Watch (HRW) que criticó el legado autoritario que dejó Hugo Chávez en Venezuela tras su muerte y lamentó la “abierta indiferencia” del presidente por los derechos humanos fundamentales.
 
“La presidencia de Hugo Chávez (1999-2013) estuvo marcada por una alarmante concentración de poder e indiferencia absoluta por las garantías básicas de derechos humanos”, afirmó la organización en un comunicado de prensa tras la muerte del mandatario venezolano.
 
HRW criticó a Hugo Chávez y a sus partidarios por “desplegar una estrategia de concentración de poder” después de sancionar en 1999 una nueva Constitución y de superar un “breve golpe de Estado” en el año 2002.