Jenni Rivera buscó de Dios a través de su familia

Las autoridades mexicanas han encontrado este domingo "totalmente destruido" el avión privado en el que viajaban la cantante Jenni Rivera y otras seis personas, que no sobrevivieron al accidente.

El director general de Aeronáutica Civil, Alejandro Argundín, explicó que la aeronave fue hallada en la comunidad conocida como 'La Colorada', del municipio de Iturbide, en el norteño estado de Nuevo León.

Entre los últimos tuits y fotos de la cantante destaca una fotografía que habría difundido su maquillador y en la que se ve a varios de los pasajeros junto a Jenny antes de despegar.

La estrella de la música regional mexicana vivía un proceso de búsqueda de Dios y cercanía a la Iglesia evangélica, a la que pertenecía su familia, ofreció el sábado por la noche un multitudinario concierto en la Arena Monterrey, tras lo cual abordó el avión en el que perdió la vida.

EN BUSCA DE DIOS

El pasado 9 de febrero  publicaban una entrevista en la que expresaba que se encontraba con mayor paz y estabilidad , y ante esta evidencia, le preguntaban por su cercanía con Dios, ya que ella se define como cristiana. A esto respondía “Sí, prefiero la religión cristiana (evangélica) que la católica - en la cual crecí-, porque hay menos repetición. Aunque no soy una cristiana dedicada, quisiera serlo, sé que voy a tener que serlo. No soy una cristiana aplicada como mi hermana [Rosy] o como mi hermano el pastor [Pedro]. Sé que lo tengo que hacer porque eso fortalece mucho”.

Explicaba también que  leía mucho sobre libros de contenido espiritual, como alguno de Billy Graham  (“Eso me alimenta mucho”).
"Me siento bendecida en este momento, Dios siempre me tiene más y más cosas buenas", dijo en la rueda de prensa posterior al que ha sido su último concierto.

Ningún ser humano puede saber qué habrá pasado por la mente y el corazón de la artista en esos segundos interminables que precedieron al final trágico del accidente, pero lo que es seguro es que la semilla del Evangelio estaba presente en su vida.

ESTRELLA DE LA MÚSICA

Rivera, de 43 años y nacida en California, Estados Unidos, según datos de medios mexicanos, había sido nominada al menos dos veces al premio Grammy. Era considerada una de las artistas más importantes de la música regional mexicana que ha vendido más de 22 millones de discos y recibido seis premios Billboard a la música Latina y tres Premios Lo Nuestro.